Saltar al contenido
Latinys Tiny House

5 Hitos del Movimiento Tiny House en Colombia

El Movimiento Tiny House Colombia vive días emocionantes. Con similitudes respecto a otros países de Latino américa. Pero también con rasgos distintivos. Varios emprendimientos pujan por darle visibilidad a este nuevo paradigma.

Para obtener una imagen de época, hablamos con tres protagonistas destacados del fenómeno colombiano. Dos en Bogotá y sus alrededores, y un tercero en la zona de Medellín. Los tres son pioneros indiscutidos. Hicieron un recorrido personal y profesional, hasta involucrarse en la fabricación de casas pequeñas como negocio. Y esperamos unir otras voces en los próximos días.

tiny house colombia
La tiny house de Modo Nómada

3 protagonistas en 1° persona

Juan Baquero es el fundador de Tiny House Colombia (nota completa). Ricardo Puerta creó Modo Nómada (lee nota completa). Y Rigoberto Celis es propietario de SipPanel, una empresa que construye casas tradicionales con paneles SIP y que está comenzando a ofrecer tiny houses en Medellín.

En particular Modo Nómada y Tiny House Colombia lideran hoy la fabricación de tiny houses sobre ruedas en Colombia. Y promueven el concepto tiny house en el país desde Bogotá y sus alrededores. Han atravesado el arduo proceso que implica pasar de los dibujos a la acción, es decir, fabricar el carro o trailer, y montar sobre él una primera tiny house.

Además, ya vendieron sus primeras unidades. Y en el transcurso mejoraron sus métodos de construcción y han diseñado otros 2 o 3 modelos para satisfacer distintas necesidades de sus clientes. Están preparados para el siguiente nivel: difundir el mensaje tiny house en Colombia.

Orígenes del Movimiento Tiny House en Colombia

La referencia visible del Movimiento son las casas pequeñas. Pero el contexto es un estilo de vida sustentable, más despojado y con menos impacto en el medio ambiente. El país está frente a un cambio de mentalidad vertiginoso.

Tiny House Bogota

Juan Baquero es diseñador gráfico de profesión. Sus abuelos eran lutiers, fabricaban violines, violas, chelos. Su madre es ceramista. Viajó en varias oportunidades a Estados Unidos, ahí trabajó haciendo muebles antiguos. También fabricó instrumentos.

En su último viaje trabajó haciendo carpintería en una fábrica de tiny houses. De regreso en Colombia hizo muebles de cocina. Entonces descubrió que prácticamente no existían las tiny houses en el país. De hecho el codiciado dominio tinyhousecolombia.com estaba libre. A fines de 2017 comenzó a fabricar la primera tiny.

tiny house colombia
La tiny house de Tiny House Colombia

Ricardo Puerta es un arquitecto con amplia trayectoria, más que nada en el diseño y dirección de obra de grandes edificios de departamentos. Pero además, a partir de una inversión personal, se involucró en el negocio turístico. Junto a unos socios participó en la construcción de un hotel y un glamping en el municipio de Villa de Leyva, en Boyacá, al noreste de Bogotá.

Esa experiencia, se combinó con el entusiasmo que le transmitió una persona que hace parte del proyecto. «Tuve la suerte de recibir los aportes de una persona realmente apasionada por las tiny houses – dice Ricardo-. Ella vive en Australia y fue la que nos transmitió su pasión por este concepto. Fue la responsable de encender el fuego que, en definitiva, se convirtió luego en el nacimiento de Modo Nómada”.

Tiny House Medellin

Rigoberto Celis dirige junto a sus hijos distintas empresas de construcción en Medellín y sus alrededores. Impulsan el sistema constructivo de paneles SIP. «La gente en Colombia está acostumbrada a vivir en más de 70 mts cuadrados – dice -. Por eso es difícil entrar con la idea de las minicasas».

Sin embargo, Celis cree que a medida que la economía se estrecha, muchos se dan cuenta de la necesidad de reducir costos. «Por otro lado, los bancos no ofrecen créditos hipotecarios para tiny houses. En consecuencia, la gente que se interesa en este concepto es la que tuvo algún contacto con Estados Unidos u otro país donde es un estilo de vida frecuente».

Para Celis, el otro grupo que ya identificó los beneficios de las tiny houses son las personas con posibilidades de adquirir una segunda vivienda, como casa de fin de semana o de vacaciones. «Algunos clientes tienen fincas y las hacen para sus inquilinos, o para que en el futuro sus hijos tengan donde vivir. En Medellín las llamamos pequeñas casas. Por ahora no las hacemos sobre ruedas, sino sobre una estructura metálica – dice Celis -. A los clientes les da más confianza que estén amuradas».

El otro punto fuerte es el aspecto modular de las minicasas. «Aquí vendemos la idea de que pueden ampliar posteriormente la casa – dice Celis -. Por ejemplo, que más adelante pueden sacar la cocina para tener más amplitud. De todas formas, sigue siendo difícil ofrecer un producto que no sea ladrillo y cemento. La gente sigue queriendo tocar el ladrillo».

¿Buscas un constructor de tiny houses? Te contactamos con los mejores, responde la Encuesta Latinys AQUI

Tiny House: el entorno natural de un país por evangelizar

Colombia tiene un entorno natural especial para el modo de vida tiny. Cualquiera que quiera evangelizar este mensaje empezaría por ahí. Y tanto Ricardo como Juan lo tienen claro. Ambos hablan de tiny house como un modo de vida en el marco de la naturaleza imponente de su país.

También te puede interesar: 10 Preguntas Que Debes Hacer Antes de Comprar una Tiny House

Tips e ideas Latinys
tiny house colombia
Interior de la tiny house Modo Nómada

“Increiblemente aquí no ha llegado con fuera la tendencia de las tiny houses – dice Ricardo Puerta de Modo Nómada -. Creemos que primero debemos vender la experiencia de vivir en una de ellas. Queremos que la gente tome conciencia de su relación con el planeta, los recursos limitados que tenemos y la necesidad de no alterar el entorno. Vivir con menos. En cambio, no hacemos más que desperdiciarlos y usarlos mal”.

Pequeñas casas para tierras sin permisos

Proyectos tiny house: “Más allá de eso -continúa Puerta -, las tiny house tienen una ventaja: en Colombia hay muchos sitios rurales con limitaciones en cuanto a la densidad de edificaciones. Eso dificulta la construcción de casas tradicionales. Entonces las mini casas son una gran solución. Cuando vendemos casas que se conectan a los servicios, ahí sí debemos mostrarle al Municipio cómo será el tratamiento de las aguas. Si vamos a utilizar un tanque séptico o se va a conectar a la red de cloacas”.

Juan Baquero coincide, casi punto por punto. “Las tinys cobran sentido en un tipo de vida más ecológica. Nos enfocamos en los terrenos que no tienen permisos para construir edificios, pero que sí pueden instalar tiny houses, porque tienen ruedas. Pero no las vendemos necesariamente como una solución de movilidad, sino portable, porque en Colombia no hay cultura de camper. Aquí la gente no está acostumbrada a utilizar remolques o carros. Además, aquí no hay quien construya con madera, como nosotros. Aquí todo es concreto y ladrillos. Por eso hemos tenido tan buena recepción”.

El remolque o Carro

En cuanto a las reglas de circulación y parqueo o estacionamieto, ambos también coinciden en señalar que, por ahora, Colombia no tiene leyes muy estrictas. Sin embargo parten de puntos de vista distintos:

“Para circular con los remolques sólo se necesitan luces, cadenas y freno – dice Juan Baquero -. En Colombia – agrega – existen tres tipos de categorías diferenciadas:

  1. Los trailers chicos
  2. Los remolques que no transmiten peso al vehículo (aquí entran las tiny houses)
  3. Y los semi remolques, que tienen regulaciones más estrictas como matrícula y pesos máximos”.

El enfoque de Ricardo Puerta es distinto. Él encuentra que la falta de un marco normativo no es tanto una ventaja, sino más bien un desafío a solucionar. «Hoy nos encontramos con el problema de no tener un elemento que respalde la inversión de los usuarios. La gente va a invertir 20.000 dólares y, según creemos nosotros, va a esperar a cambio algún tipo de carta o título de respaldo. En la situación actual es difícil ofrecerle eso. En cambio, si tuviéramos leyes más detalladas el mercado ganaría en previsibilidad, y en consecuencia, crecería más rápido”.