Entrevistas

Hugo Gimenez: “Queremos ser los Rolls Royce de las tiny houses”


Las tiny house en Cordoba tienen un pionero y promotor y se llama Hugo Gimenez. “Las tiny houses se despegan de la arquitectura, las veo como una forma alternativa de generar habitat, dice este joven arquitecto argentino. “Estas mini casas no complen con muchas de las cosas que definen la arquitectura en un sentido tradicional, el hecho de que no necesitan habilitación ni lote son dos de ellas”.

Gimenez descubrió el movimiento tiny house de manera progresiva, pero digamos que todo empezó en Nicaragua hace unos 8 años. Ahí junto a un amigo alquiló una casita con un baño y descubrió el poco espacio que necesitaba para vivir bien. En ese momento cristalizaron otras experiencias, el tiempo que pasó trabajando en el negocio inmobiliario mientras estudiaba arquitectura en Córdoba (Argentina). “Soy cordobés pero me siento un nómade del mundo”, dice.

Siempre le atrajeron los habitats alternativos, las casas de barro o redondas, los domos. En 2014, ya de vuelta en Argentina, construyó una casita expandible. Y poco después vuelve a Nicaragua para sumergirse de lleno en el proyecto Nomad Kombi Hotel (@nomadkombihotel): dos combis (Bianca y Poncho) adaptadas como habitaciones.

tiny house en cordoba Rosa Jenna Tiny House
La estructura de Rosa Jenna Tiny House

“Originalmente las combis las hice para mí -cuenta-, fueron 4 meses en la playa trabajando con las manos, algo que siempre me gustó. Ahí no tuve tanto un rol de arquitecto o de emprendedor sino de artesano”.

Hugo quería hacer una tiny house pero no tenía el capital. Hasta que conoció a Margarita, de Rosa Jenna Tiny House (@rosajenna66). Ella quería construir una tiny, tenía unos ahorros y para Hugo fue el momento junto. Para este proyecto se asoció con su amigo el diseñador industrial Guillermo Picone, que tiene conocimientos de herrería.

Tiny House en Cordoba
Rosa Jenna Tiny House ya encaminada

Ahora la tiny de Margarita está implantada en la chacra El Enjambre, donde junto a un grupo de gente ella tiene un proyecto de producción agroecológica.

Así Hugo y Guillermo comenzaron a fabricar a Rosa Jenna Tiny House en Cordoba. “La diseñé yo -dice Hugo-, y la construimos juntos en un taller. Lo hicimos atendiendo las necesidades de Margarita. Ella quería que sea sustentable, con el uso de materiales reciclados, pero con una alta calidad y muchos detalles”.

La aislación se hizo con plástico reciclado, el piso es de pinotea y fue rescatado, de hecho casi toda la madera de la casa fue reciclada. “Las ventanas de madera de cedro también son recicladas. Las modificamos para que hagan doble contacto y sean más térmicas. La mesada es de nogal reciclada como parte de otro mueble. “Lo bueno de las tinys es que por las dimenciones permiten reciclar pequeñas cosas de gran calidad”, dice Hugo.

tiny house cordoba

Para uno de los gabinetes usaron una heladera Siam vieja, con su gruesa chapa de 1.5 mm y un herraje que no está en mercado. “Reciclar te obliga a ser artesanal, para mí así se logra algo muy superior, pero necesitás mucha calida de mano de obra”.

De todas formas, Hugo cree que la industrialización puede darle mucho al movimiento tiny houses y al rol de estas como primera vivienda propia para sectores desprotegidos. En este sentido su visión sobre el rol de las tiny house es similar a la de la gente de Thermolam. “Industrializar permite bajar costos y eso es clave para minimizar la enorme necesidad de acceso a la vivienda”.

Junto a su socio están analizando la tecnología still flex para construir tiny house en Cordoba. Es un método constructivo que conocieron en Nueva Zelandia. “Son máquinas que hacen los perfiles de acero a medida y ya con los huecos necesarios para pasar las instalaciones. Se generan paneles y evita muchos desperdicios”. La idea es entregar el chasis y un kit de paneles para que cualquiera pueda montar la tiny house.

El proyecto de las tiny house en Córdoba es juntar fondos para darle otra posibilidad de acceso a la vivienda a los sectores más vulnerables. “Sería el mismo modelo de casa de Margarita -aclara Hugo-, pero expandido, tal vez un metro más. No lo vemos tanto como un negocio sino como una forma de laburar, artesanalmente, buscnado mejor calidad. Y con la idea no tanto de desarrollar un producto sino un servicio. Con contruir cuatro tiny house al año estaríamos bien, me parece”.

Entrevistas
El movimiento tiny house en Chile según Jorge Barriga
Entrevistas
Mariano Conde de Sustentic House: “Las tinys dan movilidad y sustentabilidad”
There are currently no comments.