Saltar al contenido
Latinys Tiny House

Qué es una tiny house

Qué es una tiny house parece una pregunta fácil de responder con sólo traducir ambos términos. Tiny significa minúsculo, diminuto, chiquitito. Y house es casa. Entonces, casa chiquita o casita. También, mini casa.

Pero la expresión tiny house hace referencia a algo más amplio. Algo parecido a una filosofía o un movimiento que promueve una vida despojada y que intenta correrse de las normas sociales establecidas.

Entonces una definición con dos partes. Por un lado una tiny house es una tipografía arquitectónica. Concretamente un modo de entender el espacio que se habita, donde cada uno de sus elementos suelen ser multifuncionales. Un espacio que sólo tiene lo necesario y que facilita el aprovechamiento de todos los recursos. Una vivienda que como principio general es chica, y por eso mismo es fácil de calefaccionar, de iluminar, etc.

Pero también, esta casa tiene una relación distinta con la tierra. Es una propiedad no inmobiliaria.

Por otro lado, tiny house refiere a un cuerpo de ideas que se traducen en un estilo de vida, En inglés es tiny living. El modo de vida tiny como una filosofía práctica. Un movimiento deslocalizado y horizontal que promueve la autonomía alimentaria, la independencia energética y la sustentabilidad financiera.

Mira el video ¿qué es una tiny house?

De esta manera una tiny house definida en el primer sentido (casa chica portable) no es el fin, sino sólo el medio para acceder a lo tiny que aquí definimos en segundo lugar (estilo de vida y filosofía).

que es una tiny house

La mini casa como tipo arquitectónico

Lo chiquitito implícito en una tiny house está en función de varias cosas.

Por ejemplo, al ser una casa chica es un proyecto accesible para la auto-construcción. Lo pueden resolver dos o tres personas en tres o cuatro meses. Además, su pequeñez la hace sustentable en términos de mantenimiento, limpieza y climatización.

Pero el aspecto más radical e innovador de lo pequeño de una tiny es su capacidad de ser deslocalizada. Que la unidad pueda ser removida, aunque sea de manera potencial (las ruedas no son imprescindibles) modifica la relación que históricamente las casas han tenido con el suelo. Y permite habitar una tierra sin comprometerla. Su implantación temporal abre un abanico de interesantes alternativas en la relación tierra-vivienda.

A su vez, en el interior del universo arquitectónico de las tiny houses hay distintas tipologías. Veamos las principales:

Tiny house en sentido estricto

La tiny house paradigmática mide entre 2.4 y 2.6 metros de ancho, está montada sobre ruedas y tiene la cama en el entrepiso. Esa particular configuración, surgida en Estados Unidos a principios de la década de 1980, tiene (al menos) dos orígenes o motivos: uno legal y el otro funcional.

El primero es una respuesta “natural” de las personas frente a la ley. En ese país existen legislaciones estrictas que dictaminan un mínimo de metros cuadrados para la construcción legal de una casa. La gente que no puede o no quiere construir una vivienda por debajo de esos tamaños mínimos, se ve forzada a buscar alternativas.

Los primeros constructores de tinys, Jay Shafer y sus contemporáneos, tomaron como ejemplo los parques de motorhomes, casas rodantes y esa variopinta fauna de artefactos habitacionales tan extendidos en Estados Unidos y Canadá. Su opción fue construir casas que cuadraran en la catergoría RV o Recreational Vehicle (Vehículos Recreacionales). De ahí las ruedas y los 8 pies (2.4 metros) de ancho.

La explicación funcional es la segunda parte de la historia. Shafer y sus compañeros querían una vivienda, no un vehículo para ir de vacaciones. Querían recrear el ambiente de un hogar, con las texturas y sus alternativas de diseño interior. También querían replicar el confort y la termicidad de una casa tradicional. Por último, querían fabricarla ellos mismos. Así concluyeron que, a diferencia de los motorhomes elaborados con piezas prefabricadas, debía utilizar materiales de construcción estándar y a su alcance.

El resultado fue una casa autosuficiente, con su propio baño, cocina y dormitorio, pero encorsetada a las exigencias regulatorias de un RV. Y uno de los primeros recursos de diseño fue “sacar” la cama para despejar el ambiente principal, ubicándola típicamente arriba del baño y la cocina.